DESDE MI ATALAYA DIGITAL (XIV). El “piscinas” Neymar, de actualidad

Clos Gómez y Undiano Mallenco (“amiguetes” del Barça) frenan el camino triunfal del Real Madrid (también del At. de Madrid)

Sus errores flagrantes y seculares en contra del R. Madrid los cometen muy sibilinamente, siempre en los partidos clave con el beneplácito del comité de designación de árbitros, cuando en la mayoría de ocasiones auxilian y rescatan al Barça si no funciona y corre riesgo de descolgarse en la lucha por la liga o peligra cualquier victoria, siempre puestos a dedo para arbitrar esos partido y con la lección aprendida sobre a quien tienen que favorecer y a quien  perjudicar: U. Mallenco incluso hablando distendidamente, el último partido con los jugadores culés, soportando protestas varias que en ningún momento sancionó e inventándose penalties que han conseguido frenar el camino triunfal de esta liga al R. Madrid, si bien es cierto que sólo él vió el penalti a C. Ronaldo. Un partido hasta entonces con el “tiki-taka” de todos conocido -el Barça perfectamente controlado y derrotado por Mouriño los dos últimos años- y un R. Madrid a lo suyo que si Benzema hubiera tenido más fortuna se hubiera ido al descanso con 4-5 goles, salvando V. Valdés en la segunda parte al menos 1-2 goles más (gran parada a G. Bale); pero hete aquí, aparece el «PISCINAS NEYMAR» (en fuera de juego) quien en su carrera hacia la portería de D. López tropieza con S. Ramos y «se lanza a la piscina» al notar el contacto. Con la expulsión de este último finaliza el partido, brillante y competido que hasta ese momento estaba teniendo lugar: otro enorme error de U. Mallenco, consecuencia de los dos anteriores, y que al parecer va a ser subsanado por la UEFA castigándose esas jugadas sólo con tarjeta amarilla para desvirtuar el resultado y premiar el buen fútbol no cargándose los partidos perjudicando al equipo del expulsado. Pero de contactos y «PISCINAZOS» iba la cosa, no sé si para alegría de Undiano, sí seguro para los culés, para desgracia de los madridistas:  Iniesta, quien también tras haber perdido el balón, despejado ya, al notar contacto «SE TIRA A LA PISCINA» picando de nuevo el “amiguete” trencilla. Misión cumplida: de la posibilidad de quedarse descolgado 7 o 4 puntos el Barça recupera 3 y se queda a 1 del R. Madrid.

De las correrías, del favoritismo de estos “trencillas” y de otros -nadando y guardando la ropa- siempre rescatando al Barça en los momentos difíciles o perjudicando al R. Madrid, catalogándolos de malos o pésimos árbitros, me ocupé en una de mis entradas a este mi blog referida a Mouriño (lamentablemente truncado mediante el brutal acoso moral acompañado de falacias y/o mentiras contra él e incluso su familia, sobre todo por los medios de comunicación de Madrid que le obligó a no poder cumplir su contrato en su totalidad) y al brillante futuro del R. Madrid cuando conquistó la liga (http://wp.me/p4brU8-4P).

Viene a cuento todo ello porque el día de la celebración del partido Español-Barça ya advertí a Pau, reconocido aunque no convencido madridista, que me temía de nuevo lo peor al decirle (como también lo hice con Undiano la semana pasada a otros al comenzar la segunda parte del R.Madrid- Barça) que probablemente Clos Gómez la armaría en Barcelona favoreciéndole, como ha así ocurrió: penalti clamoroso no pitado al Español al ser golpeado en la cara uno de sus delanteros por Mascherano, cuando el partido iba 0 a 0 sin sacarle tarjeta amarilla alguna pero sí vió con toda claridad el cometido en el área del Español para favorecer a los culés, con toda intención, lo pitó de inmediato sin dudarlo, ante el estupor e indignación de los “pericos” que junto a toda España, Europa y el mundo entero (gracias a la TV y los medios de comunicación multimedia) pudieron comprobar una y otra vez que quien se aprovechó de la jugada fue, ¿lo adivinan?, el “PISCINAS NEYMAR” al tocar el balón con el brazo y de rebote en el jugador del Español, sin participar en la jugada defendiendo, ni sin intencionalidad alguna. Transformó la decisión de invalidar la jugada por mano del “PISCINAS NEYMAR” en penalti que sólo existió en su imaginación, comportándose como un “amiguete” más del Barça.

Ha finalizado (1-III-2014) el partido de Champions contra el A. Madrid, me reafirmo con datos, en lo que es conocido por todos: nos encontramos ante uno de los mejores simuladores del fútbol mundial (Pelé comparte opinión en declaraciones muy recientes); su especialidad, lanzarse a la piscina simplemente con el roce o contacto con cualquier jugador contrario simulando faltas para que el árbitro pique (que se lo pregunten a Sergio Ramos). Hoy mismo al At. Madrid casi le cuesta la derrota el «piscinazo» maravillosamente interpretado y teatralizado por el brasileño al producirse una carga legal acaecida en el minuto 89 de partido con un defensa del At. de Madrid. Ya no sorprende a nadie, como la mayoría de ocasiones “engaña”, exagera y simula, “pican los árbitros”, como ha sucedido esta noche con el “trencilla” alemán, al igual que alguna otra jugada, como por ej. con Gabi en la primera parte (le ha costado la tarjeta). En resumen, se confirma el estrellato, del cual ya se conocía desde hacía mucho tiempo, del sensacional, el inigualable «PISCINAS NEYMAR». Por cierto, vergonzosas las continuas protestas de la mayoría de jugadores del Barça hacia el árbitro sin sacarles tarjeta amarilla alguna, al igual que sucedió con el “amiguete” Undiano Mallenco, de infausto recuerdo para los jugadores y aficionados madridistas: mejor que no arbitre nunca más al R. Madrid, tampoco Clos Gómez u otros conocidos “amiguetes” del Barça.

About the autor:

Especialista en Medicina de Familia y Pediatría. Máster en Psicología Clínica y Psicoterapia

Esta Web utiliza cookies para mejorar la navegación. Si continúa navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies