Desde mi atalaya digital (I)

Pretenden ser la presente y las futuras entradas una crónica periódica “on-line” de lo sucedido, mas bien publicado y comentado -evidentemente desde una perspectiva personal y libre, no atado a nada ni a nadie- tanto en medios de comunicación escritos, audiovisuales y obviamente en formato digital semanal, abiertas a todos (os animo a que opinéis al respecto en la sección de comentarios, estéis o no de acuerdo con las susodichas crónicas); la moderación de los antedichos comentarios no admitirá salidas de tono, en forma de amenazas, insultos, falta de respeto a las personas o instituciones, siendo más que deseable la identificación de quien quiera participar en ésta, también vuestra atalaya digital.

BENEDICTO XVI, EL PAPA TUITERO: INTELECTUAL EXTRAORDINARIO Y GRAN ESCRITOR

Próxima la fecha de la conmemoración del nacimiento de Jesús Joseph Ratzinguer, Benedicto XVI, además de deleitarnos con su preparación y sabiduría de gran intelectual así como completar su amplia y extensa bibliografía acerca de lo que piensa sobre la espiritualidad de los cristianos en la búsqueda contínua y conocimiento de Jesucristo (completando su trilogía sobre Él, con el libro La infancia de Jesús), se ha atrevido nada menos que a “tuitear”, superando todas las expectativas y arrasando en su estreno: en muy pocas horas su primer mensaje fue uno de los más replicados de la historia; en el momento de redactarlo ya tenía un millón de seguidores de todo el planeta, en concreto la versión en español superaba los 300.000 y la inglesa los 870.000, aumentando paulatinamente el número de los mismos, en los otros 6 idiomas, concretamente en italiano y alemán, sin podernos sorprender de los procedentes del mundo árabe: es más que probable que fuera debido a la cercanía, la alegría, agradecimiento y bendición de Joseph Ratzinger hacia todos los internautas que se interesaron por él en su primer “twit”, mensaje de saludo tuteándoles; En unas pocas horas se ha convertido en el autor del 5º twit más replicado en todo el mundo. Si nos atenemos al idioma inglés ocupa el 7º lugar, además de conseguir una cuenta de éxito mundial: 1.200.000 seguidores en las 8 cuentas oficiales abiertas en distintos idiomas. Respuestas sencillas, breves, ideas claras, referidas a la importancia de la oración, el Evangelio, el encuentro de Jesús en todas y cada una de las personas necesitadas y creer, tener fe en Jesucristo. Sin duda, podéis disfrutar y reflexionar acerca de esos maravillosos mensajes, muy ilustrativos, doctos y para la historia, demostrando como de manera sencilla puede darse testimonio de la fe católica a todos los habitantes del planeta, sean o no cristianos, a través de las redes sociales (Twitter). Es el ejemplo a seguir, el de su Santidad el Papa Benedicto XVI.

Mensajes para la historia

«Queridos amigos, me uno a vosotros con alegría por medio de Twitter. Gracias por vuestra respuesta generosa. Os bendigo a todos de corazón».

«¿Cómo podemos vivir mejor el Año de la Fe en nuestro día?».

«Dialoga con Jesús en la oración, escucha a Jesús, presente en el necesitado».

«¿Cómo vivir la fe en Jesucristo en un mundo sin esperanza?»

«Con la certeza de que quien cree nunca está solo. Dios es la roca segura sobre la que construir la vida, y su amor es siempre fiel».

«¿Qué nos aconseja para rezar más en medio de nuestras obligaciones profesionales, familiares y sociales?»

«Ofrece al Señor todo lo que haces, pide su ayuda en todas las circunstancias de la vida diaria y recuerda que Él está siempre a tu lado»

A pesar de tan extraordinaria noticia muchos “amigos”, en sentido irónico (siempre los mismos y de las mismas tendencias políticas e ideológicas), siguen no sólo criticándole sino tergiversando y manipulando sus palabras y escritos; utilizando los más abyectos epítetos, rayanos en el insulto y la calumnia, se inventan el de “papolatría”, no desconocido para mí puesto que fue objeto de análisis por mi parte y rebatido en una de las primeras y antiguas entradas de mi weblog, con motivo de la última visita del Papa a Madrid.

El colmo de la desfachatez y de la ignorancia supina, al no haberse leído ni su postrero libro La infancia de Jesús, son las afirmaciones u opiniones absurdas, idiotas diría yo, falaces y falsas vertidas en dichos medios de comunicación (tanto escritos, on-line y audio-visuales) sobre la presencia o ausencia del buey y el asno en el pesebre durante un par de días, cuando en realidad Benedicto XVI lo único que asevera es que no hay referencias en los Evangelios a dicha verdad (en sus propias palabras, “las tradiciones locales son con frecuencia una fuente más fiable que las noticias escritas”); no existe duda alguna sobre ello: lo demuestra la abundantísima y universal literatura, pintura y escultura o iconografía existente sobre la auténtica presencia de tan nobles animales en el pesebre a través de los siglos y reflejada, tal realidad, en los millones y millones de belenes de todo el mundo que recuerdan el nacimiento de Jesús. ¡Qué inmenso ridículo el de quienes pierden el tiempo en negarla! Escuece aún más la verdad y la realidad de alrededor de 2.000.000 de jóvenes en la última Jornada Mundial de la Juventud no idolatrando al Papa, porque no es ningún ídolo de masas sino la cabeza visible de la Iglesia Católica a quien respetamos, amamos, cantamos, rezamos y con quien tenemos una común unión con él  en Jesucristo compartiendo nuestra Fe; todavía mucho más por el hecho de la evidencia y también innegable realidad de ser número uno en ventas de su último libro en España y en muchos países del mundo.

About the autor:

Especialista en Medicina de Familia y Pediatría. Máster en Psicología Clínica y Psicoterapia

Esta Web utiliza cookies para mejorar la navegación. Si continúa navegando, entendemos que acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies