JUBILACIÓN FORZOSA, NO DESEADA

Desde el mejor lugar, en un curso de retiro espiritual que vengo realizando desde hace más de una década, y el primer día en el que me desligo de la atención primaria (AP) al servicio de la sanidad pública como médico de Familia del C.S. Es Trencadors de S,Arenal, al haberse dado unas indeseables circunstancias de una carga y presión laboral desmedida, desmesurada, provocada, y conductas -de nuevo, una vez más- nada deseables para mi persona, desgraciadamente no resueltas, muy similares a lo que está sucediendo en prácticamente toda España con cientos, me atrevería a decir miles de médicos de AP.

AGRADECIMIENTOS

Desde la serenidad -felizmente recobrada frente a la indignación, enfado e ira de estos mis últimos días de trabajo este mes pasado- que me confiere el sitio y el antedicho curso, tengo que dar las gracias, en primer lugar a Dios, a mis padres, a toda mi familia -además de a mis hijos, muy especialmente a mi esposa María- a todos mis amigos, pacientes, dolientes o no, de Andratx, Pto. Andratx, S,Arracó, Camp de Mar, San Telmo…, por esos algo más de 42 años de mi vida profesional al servicio de todos, en especial a las personas más necesitadas: discapacitadas, ancianos y niños, unos 32 años en Andratx y casi 10 en S,Arenal de Llucmajor.

En modo alguno hubiera sido posible sin los felices encuentros a lo largo de mi vida con personas que contribuyeron a que mi sueño se hiciera realidad: Alfredo Gómez Barnusell (en el H. San Juan de Dios) y Guillermo Estarellas (fundador del colegio CIDE), todos mis docentes, especialmente los de los Colegios Luis Vives y CIDE, los de la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada, y ¡cómo podría olvidar a los de mi feliz infancia en Porreres, las monjas de la Caridad, el Colegio San Felipe Neri y el Instituto!

Imposible del todo no mostrar mi total agradecimiento a Catalina Noguera, más conocida como “Sa Comare d’Andratx” y Antonio Calafat (“Toni Pino”) a mi llegada a Andratx y Pto. Andratx respectivamente, en 1976. Sin olvidar tampoco, de ninguna manera, a quien para mi fue una segunda madre y abuela -al igual que para mi esposa e hijos-: (“Paquita”) Simó, mi primera secretaria / ayudante en S,Arracó.

PANEGÍRICO Y PROPUESTAS PARA UNA MEJOR ATENCIÓN PRIMARIA

Sería injusto, en estos momentos de mi vida, no referirme a todos mis compañeros médicos de AP, durante algo más de cuatro décadas -los de cabecera o generales y los de familia-, desde que comencé mi andadura profesional. Para ello añado a esta entrada de mi blog el panegírico, homenaje que ya les dediqué, y unas más que deseables e ineludibles soluciones para la Atención Primaria (https://wp.me/p98aTG-fb).

POSTDATA
¡Sigo confiando en Dios! Caminando siempre junto a Él. Al servicio de mi familia, de mis amigos, de todos mis pacientes, repito, los más necesitados, de todos aquellos que piensen puedo aún serles de utilidad, desde UMEDINT (Unidad de Medicina Integral), poniendo en marcha y colaborando -junto a otras personas y amigos que ya me aventajan por haberse anticipado- Pastorales de Salud, tanto en Andratx, como en S,Arenal de Llucmajor, sin olvidar Son Rapinya, hasta que el Señor disponga mi jubilación definitiva. Gracias, Dios: ¡soy pecador, pero te quiero! ¡Os quiero!