INELUDIBLE NECESIDAD DE ANULAR EL ESTADO DE ALARMA EN MADRID

Illa reconoce que utilizó datos antiguos de la incidencia de la Covid para poder cerrar Madrid   1. Noticias ELMUNDO.ES. FERRAN BOIZA. Sábado, 10 octubre 2020

El Ministerio de Sanidad admite que basó la petición del estado de alarma en los datos epidemiológicos del 4 de octubre, sin tener en cuenta le mejoría de los mismos en los últimos días.

El Ministerio de Sanidad reconoce que utilizó datos antiguos de la incidencia de la Covid en Madrid para pedir la declaración del estado de alarma y poder confinar la capital y otros ocho municipios de la región. El departamento de Salvador Illa admite que tuvo en cuenta los datos de la incidencia acumulada del virus correspondientes al domingo 4 de octubre, hace una semana, obviando la mejoría que se había producido en los últimos días. Tanto la capital como otros cinco de los municipios confinados registraban ya una incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes inferior a 500 casos el miércoles 7 de octubre, uno de los parámetros establecidos por Sanidad para los confinamientos perimetrales.

El reconocimiento de Sanidad, a preguntas de la agencia Efe, se produce después de que el consejero madrileño, Enrique Ruiz Escudero, denunciara el viernes por la noche que “seis de los nueve municipios [ confinados] están hoy [por el viernes] por debajo de los 500 casos”. Según los datos de la Consejería de Sanidad, Madrid tenía ya el miércoles una incidencia acumulada (IA) de 465 casos por cada 100.000 habitantes. Una cifra muy lejana a los 666 que registraba el pasado domingo 4 de octubre.

Lo mismo sucede en cinco de los otros ocho municipios confinados. Con datos del miércoles 7 de octubre, en Alcobendas la IA era de 450, cuando el 4 de octubre era de 643; en Alcorcón, de 396 y no 566; en Móstoles había bajado a 331 desde los 514; en Torrejón estaba en 448 y no en los 651 del domingo pasado; y en Leganés era ese día de 441 y no 619. Sólo tres de los municipios confinados (Parla, con 679, Fuenlabrada, con 608, y Getafe, con 522) superaban el límite establecido por el Ministerio de Sanidad.

Además, se da la circunstancia de que Móstoles, con 331 casos por 100.000 habitantes el miércoles 7 de octubre, presentaba mejores datos que Alcalá de Henares, con 335 y que el Gobierno sacó a última hora del decreto de alarma. Los dos municipios madrileños están gobernados por el PSOE.

Las fuentes del Ministerio de Sanidad consultadas por Efe admiten que tomaron de “referencia datos de incidencia acumulada de la pandemia del día 4”. “Los datos eran del 4 y fueron consolidados el 8 de octubre”, han precisado las mismas fuentes. Sin embargo, en el decreto del estado de alarma publicado el viernes, Sanidad introduce una tercera fecha y asegura que los datos corresponden al 7 octubre.

Este reconocimiento por parte del Ministerio ratifica al consejero madrileño en su opinión de que la decisión del Gobierno central “estaba tomada desde hace tiempo”. “Han buscado cualquier vía, olvidándose de los criterios técnicos, de la vía del diálogo”, sostiene Ruiz Escudero.

El consejero de Sanidad también ha considerado este sábado que es “absolutamente impensable” que el Gobierno central prorrogue el estado de alarma. “Lo que tiene que hacer el Gobierno es levantar cuanto antes el estado de alarma, permitir que Madrid siga aplicando las zonas básicas de salud en todas las poblaciones, no sólo en las que tienen menos de 100.000 habitantes, y seguir controlando la situación como estábamos haciendo”, ha dicho en declaraciones a Onda Cero.

POSTDATA. Ante tamaño error y despropósito político sólo cabe pensar en motivos ideológicos y de un presunto abuso de poder hacia la comunidad de Madrid y más concretamente sobre su gobierno y presidenta Isabel Díaz, Ayuso poniendose en duda los datos de los profesionales, epidemiólogos y científicos, que en este caso sí asesoran a la comunidad, muy al contrario que el supuesto comité científico asesor, al parecer inexistente, del gobierno de España. Personalmente pienso, al igual que la diputada Ana Pastor y otros millones de personas, que la dimisión de los Sres. Illa y Simón ya debería haberse hecho efectiva desde el primer momento.

Por lo tanto, el estado de alarma tiene que anularse por completo porque al fin y a la postre lo único que se ha restringido es la movilidad de los madrileños de forma total y en definitiva no sería más que una suplantación o intervención del gobierno de la comunidad de Madrid, lo que pudiera estar muy próximo, siempre presuntamente, a un claro abuso de poder según cita muy apropiada: “Lo importante es mantener a la población en estado de continuo miedo por lo que las noticias se contradicen de un día para otro, así se mantiene un estado de emergencia nacional interminable, justificando cualquier abuso de las autoridades”. GEORGE ORWELL